13 de marzo de 2007

HI-TECH

Que mi memoria recuerde cuando contaba con unos 7 añitos demostré un ápice de razonamiento lógico, obligando a mi padre a comprar un ordenador de sobremesa, of course sin Internet, y con ese teclao de plástico que se ponía amarillo tabaco, y des del momento que el ordenador con una torre de 10 kilos y una pantalla que media el triple que yo entro en mi casa llevo usando ordenadores carracas de sobremesa nada fashionetis y que encima están monopolizados por mi padre.


Bueno cabe decir que después que el ordenador cumpliera siete años, le hice a mi padre otra charla sobre la importancia de las nuevas tecnologías y de estar al día y bla bla y compró uno a 800 euros con pantalla plana (por cierto me estoy dando cuenta de que me acuerdo mas de estos momentos de mi vida que no de lo que estudio en la universidad.). Hace cinco le obligué a poner Internet porque quería tener MSN. Puso la tarifa plana esa que iba a medio kilo lo que sea por hora y en la que solo te podías conectar a partir de las seis de la tarde. Y cuando me empecé a aburrir los sábados por la mañana y a no tener suficiente velocidad para bajarme pelis del emule, otra charla et voilà, la nena tenia ADSL.
Claro que aunque mi padre no tuviera suficiente iniciativa para renovar su inmovilizado tecnológico, si que la tenia para probar el nuevo producto entrante y engancharse a él.
I así mientras hace tres años eso de Internet le sonaba a chino, actualmente tiene una cuenta de correo para pasarse emails con sus compis de trabajo (otros profes que le envian circulares sobre las notas de tal y cual alumno, y a cuales ponerle mas deberes i no) e incluso el otro dia intentó ganarme en conocimientos de WI-FI al intentar buscar un sitio con mayor cobertura (angelito…intentar superarme en conocimientos WiFianos, cuando un dia estuve media hora por un camino de la rocallosas canadienses buscando cobertura donde habia sospechosas pisadas de oso…) y estubo pensando en hacerse una página web.

Y así mientras que hace unos cuantos meses se indignó cuando le dije que queria comprarme un portátil y así empezar pasito a pasito mi paso hacia la independencia, el otro dia tuve que poner contraseña para la entrada en mi cuenta ya que digamos que esto del Wi-Fi y el hecho de que puedas estar en el lavabo y usar el portátil a la vez le molo demasiado. Incluso está pensando en quitarse Internet y comprarse un portátil para él solito y así no tener que pagar cuota de Internet (si, mi padre es un claro ejemplo de padre catalán ahorrador, cualidad que no ha pasado a su hija que es capaz de gastarse la nómina en un día).

En fin creo que a este paso cuando mi padre se jubile es capaz de comprar acciones de Microsoft y ponerse en esto de las nueva tecnologías.

2 comentarios:

[Doctor JB] dijo...

Al menos parece que tu padre se deja convencer cuando le das la charla.

Con el mío, he tenido que sudar sangre cada vez que he querido mejorar mi conexión (lo de comprar un ordenador ya lo di por imposible y me lo compré currando en verano).

marvig dijo...

Jajaja!!
La verdad es que mi padre siempre tiene ganas de comprarse un ordenador (no veas cómo se entretiene con los folletos de publicidad de Mediamark) pero luego nunca se decide... Bueno, tampoco es que le fuera servir de mucho comprarse un ordenador de última generación con millones de cosas, porque luego sólo usa el solitario y word... en fin...

Yo aún conservo nuestro primer ordenador: amarillento (tal y como tú dices), enorme, con esa horrible torre, un windows/386 creo que es...vamos, viejísimo.

Hey! si estoy entre tus enlaces!! Thank you very much!