11 de abril de 2007

Leyes de Murphy venid a mi.

Debo tener una cuenta pendiente con la tecnologia procedente de mi anterior reencarnación o algo así, porque sino no se entiende que con ella se me cumplan todas las leyes de Murphy.
Han habido situaciones que me han hecho llegar a esta posible conclusión (errores que me aparecian en el ordenador y que desaparecian cuando llegaba mi padre para arreglar el problema, o páginas de Internet que se queaban bloqueadas hasta que no me iba de la habitación), però en los últimos meses parece que Sir Windows i Sir Mac estan especialmente cabroncetes.

En una entrada anterior comenté que un virus acechaba a mi Blog y no me dejaba escribir. Llevaba ya mucho tiempo con el virus metido cuando me decidí a comentarlo en la Blogosfera. Escribí la virus-història, la colgué...y ya no me ha vuelto a salir nunca mas el mensaje de error. Existe la posibilidad de que el virus en cuestión formara parte de un complot del Grupo de Lectores para que dejara de profanar el arte de la escritura con mis textos sin coherencia, cohesión o adecuación (Tooooma me acuerdo de las propiedades textuales de 1ro de Bachiller), y que al verse descubiertos se retiraron suti y sigilosamente. Seguramente la causa real de esta repentina desaparición se deba a que tanto pasar al anti virus gratuito de Panda (el que teniamos anteriormente era una versión pirata que mi padre sacó de su colegio y ya caducó) tubo algún efecto. Pero nah, a mi mente paranoica le mola más la 1a opción.

Otro de estos episodios, que acabó con el colgamiento por mi parte de una pancarta en la puerta de mi habitación contra Windows y la política capitalista de los costes mínimos, fué la vivida durante el trabajo de recerca. Aish el TREC...pa los que no os suene (no sabéis lo afortunados que sois), resulta que a los alumnitos catalanes nos toca hacer un trabajo COMO DIOS MANDA durante el bachillerato, que contará un 10% de la nota final. Coges un tema, y lo desenvolupas. La primera vez que te lo dices te parece una idea bonita, cogerás un tema que te guste, leeras cosillas sobre él, pondrás grafiquillos, te podrás enrollar como una persiana...y aunque al principio suene tan bonito no se porque todo el mundo (bueno siempre hay un 2% de excepciones) lo hace el último mes.
Y como a mi me gusta la emoción y la sensación que provoca la adrenalina en el cuerpo no empezé a dar palo con bola hasta dos meses antes de la fecha para entregarlo. I justo el dia antes de entregarlo (un domingo, donde no hay ninguna tienda abierta para satisfacer tus necesidades de tinta para impresora) se desencadenaron una serie de ummm digamosles putadillitas: a primera hora de la mañana se me acabó el papel bueno y tube que imprimir el resto del dia con papel que parecia de fumar, se me borraron los gráficos tres veces, los volví a poner y mas tarde me acordé que le habia pasado el trabajo a un amigo el dia anterior y que por tanto no habria tenido que hacer tanta mandanga, se apagó la luz dos veces (sólo ha habido dos apagones en esta casa, y uno fué ese dia) y naturalmente no habia guardado el trabajo hecho, el trabajo se me imprimió mal y por último me acordé que tenia que enquadernar el trabajo. Digamos que acabé entregadolo el martes después de jurar a mi tutora que todo lo que me habia pasado era cierto y que no me estaba mofando de ella y el papel bueno apareció una semana mas tarde en el estante de mi madre (aunque ella lo negaba y opinaba que lo habia colocado mi padre para inculparla de un crimen que en realidad habia hecho él, ya que seguramente mi padre guardó las hojas porque estaban encima del ordenador y cómo es tan ordenado no soportó verlas allí y después no s'acordó de donde las habia guardado... estilo CSI Las vegas, vamos).

Pero en fin, ahora que me he pasado al derrochador mundo de Mac sin errores que me compré yo toda feliz, y ahora me enterado que he de pagar 100 euros por poder seguir teniendo .Mac que te permite tener email y otros programillos Macqueros varios, y a parte he de bajar de forma pirata el Office y borrarlo de mis archivos recibidos cuanto antes, ya que sino te pueden seguir el rastro, y meterte una multa, y yo no quiero multas porque no tengo pelas ni para pagar el .Mac y encima tengo muchos examenes y se me acumula el estrés...
Y nah, que ayer por la noche entre el estudio de las Reservas y la ampliación de capital de las S.A se me ocurrió darle un poco de vidilla al portàtil en cuestión.




Cómo dijo una amiga mia, es una profanación de un imobilizado de 1400 euros a pagar en tres años, pero tranquilos que los pintalabios no son waterproff. El presupuesto no me llega para comprarlos y voy dejando los cubatas y las latas de cerveza con mis huellas para que después me reconozca la policia científica.

5 comentarios:

[Doctor JB] dijo...

Creo que esta vez Murphy no tiene la culpa. Se conoce que los ordenadores son máquinas cuya existencia se justifica únicamente puteando a sus dueños. Puede parecerte una gilipollez, pero es un hecho ampliamente demostrado.

Aún recuerdo la impresora que sólo imprimía cuando venía mi padre a ver qué pasaba, el cable de internet que sólo se jodía cuando era yo quien se intentaba conectar, o el escáner que se bloqueaba a menos que hubiese algún amigo mío delante.

marvig dijo...

Pero al final ha quedado bien gracioso el ordenador!! jeje...

Hidalgo dijo...

Hombre... pos ta quedao bastante bien, podrías usar la idea para el proyecto de final de carrera ese de crear una empresa.

Por cierto, prueba Open Office que es gratis y esta muy muy bien.

Saludos

Lorena dijo...

alba!! que as exo al portatil?? :P. Por cierto, cuando apareceras por clase??? jajaja

lauraconchocolate dijo...

Jajajaja, espera, que aún me estoy riendo, me parece genial tu forma de tunear ordenadores, jajajaja. ¿Cómo se llamaba eso? Aaaaaayyyy, tiene un nombre.

Buenísimo, jajaja. A ver si te da más alegrías que quebraderos de cabeza ;-)

Un besoooo