8 de abril de 2007

Las princesas no lo son por cortesia.

Voy a ser sincera: no hago mucha vida en mi barrio. Por no decir nada. Omitiendo mis idas y venidas para ir a comprar yogur extra grande de frutas del bosque al supermercado o para ir a comprar Voll Dams al paqui, y de cuando tengo que atravesar el barrio para ir al Consultorio de la Seguridad Social, mucho más allá la verdad no llego. Por cierto "Paqui" és la denominación mia para los Spars llevados por paquistanies o Hindus que la verdad es que nunca se lo pregunto y siempre me quedo con la curiosidad de saberlo, ya que una vez me dijo mi profe de sociales que se llevan muy mal entre ellos y si a uno de paquistán se te ocurre preguntarle por error si es hindú és como buscar una via rápida a tu posible extinción y viceversa. Claro que decir "Voi al hindú" en el caso de que los dependientes que me llevan vendiendo botellas de Martini desde que tenia 16 años fueran Hindus me provoca cierto malestar en el paladar y tener que vocabulizar demasiado...así que en realidad el fin és el mismo.

Esta falta de vida "barriocil" hace que no me conozcan mucho por allí (omitiendo el quiosquero que creo que se ha podido comprar una casa en Marbella con todas las revistas que le compro, los del super, el del bar de tapas y la señora que vende helados delante de mi casa) y que por tanto pueda salir echa un adefesio por la calle que total, los del paqui me van a vender igualmente y el quiosquero, con sus 70 añitos, suficiente habrá visto en su vida para decirme algo por mis pelos de loca y mi sudadera del Naranjo de Bulnes a la hora de ir a comprar el último número de la Vogue. El de las tapas está demasiado bueno para que me deje ver por allí con mi imagen anticapitalista.
Claro que hay días (como hoy), en que sólo has dormido 3 horas, has trabajado de 10 a 4 vendiendo zapatos a francesas que parece que les mole cronometrar cuanto tardamos en bajarle 10 pares diferentes y encima se te ha estropeado el MP3 (sin el cual no puedes vivir). Y te da antojo de Bollicao Dokyo (maquiavélico pastelito que descubrimos gracias a Doraemon y que provoca mono por su grado de esponjosidad y dulzura) y te vas al paqui tal como ibas en casa (la confianza da asco) y por el camino te encuentras justo con dos compañeros de la ESO que te ven con tu sudadera verde del mono estampado y letras rosas fosforito que se ven a 5 km de distancia, tu pelo He salido esta noche de fiesta y no me ha dado tiempo a ducharme porque ya llegaba media hora tarde al trabajo y pantalones de 3ro de primaria cuando aun no conocías la palabra combinar. He salido otras veces así por la calle of course, no es que decidiera de la noche a la mañana reivindicar la vuelta del estilo "Hoy no me quiero arreglar" a la calle, pero era a las 11 de la noche, y cuando hacia frío y no había nadie en la calle y entre semana. No a las 6 de la tarde cuando la gente vuelve de la playa un domingo y parece que le salga urticaria si está en su casa y necesita desesperadamente respirar aire "puro" o ir al Maremagnum a tocar las pelot..gastar la paga doble de semana santa. En fin espero que nadie haya tomado fotos y que dentro de unos años, cuando me dedique a las inversiones en Bolsa, salgan en el Hola! para desprestigiar mi imagen y que tenga que gastarme la mitad de mi sueldo en recuperar el prestigio (bueno, actualmente ya me gasto la mitad del sueldo en ropa así que al menos tendría un propósito en si, y no el de mostrar mi inmadurez al no poder controlar los arrebatos consumistas según mi padre).

Que nunca sabes lo que te puedes encontrar...

2 comentarios:

[Doctor JB] dijo...

Pues la verdad es que el Bollycao Dokyo no acabó de convencerme, cuando lo probé...


Sí, sé que no era lo más importante del post, pero yo tenía que decirlo... :P

marvig dijo...

Lo malo de vivir en mi pequeña ciudad, es que uno no puede ni plantearse el no ver a nadie conocido al salir a la calle... ni siquiera saliendo a las 11 de la noche en pleno invierno... Es cierto, eh? Creo que nunca me ha ocurrido el salir de paseo y no acabar saludando a 6 ó 7 personas...

¿Bollicao Dokyo? ¿Es ese que anuncian un montón de chinos o japoneses (me pasa lo mismito que a ti con lo de hindúes y paquistaníes, jeje...)?

Besos!!